PuroMarketing – Cuando se decretó el confinamiento domiciliario en marzo, uno de los pocos tipos de negocios que podían seguir abiertos y a los que se podía seguir acudiendo a comprar eran los quioscos. Y, aunque no era raro encontrarse alguna que otra cola de gente… PuroMarketing – Cuando se decretó el confinamiento domiciliario en marzo, uno de los pocos tipos de negocios que podían seguir abiertos y a los que se podía seguir acudiendo a comprar eran los quioscos. Y, aunque no era raro encontrarse alguna que otra cola de gente…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *